jueves, 7 de noviembre de 2019

La Crisis en Chile y la Teoría de las Catástrofes

¿Qué está pasando en Chile? ¿Cuál es la situación presente? ¿Cuál es el futuro?

En Chile, octubre-noviembre de 2019, estaría acumulándose la energía social de una «singularidad», —semejante a la que se acumula con el roce de las placas tectónicas antes de un terremoto, o en el agua al aproximarse los cien grados Celsius—tras la cual se precipitaría un repentino cambio discontinuo respecto de la tendencia que se venía desarrollando: el gobierno de Sebastián Piñera en el marco del juego político democrático-representativo tradicional. Ello, porque en la Teoría de las Catástrofes la «singularidad» es aquel punto en el gráfico de una curva (en este caso «dibujada» por una energía social) donde cambia la dirección o cualidad de la curvatura. Según la forma que le va dando presión energética —y lo más o menos precario del equilibrio del sistema en ella— sobreviene la «catástrofe» o cambio repentino.


Ir al artículo completo


jueves, 31 de octubre de 2019

OPERACIONES PSICOLÓGICAS TRAS «VANDALISMO» EN EXPLOSIÓN SOCIAL CHILENA

Buscando una explicación al llamado «vandalismo» que se ha manifestado en medio de las multitudinarias marchas y protestas sociales en Chile, me atrevería a decir que se correlacionan, en mayor o menor medida, cuatro factores hipotéticos. De estos, que detallo a continuación, predominaríanlas «operaciones psicológicas» con el objetivo de funcionalizar la «rabia ciudadana acumulada», la «ira del lumpen» y las «tácticas anarquistas» a la criminalización de la protesta social para justificar su represión e intentar poner freno al profundo proceso de reformas estructurales que la ciudadanía exige con las masivas marchas y concentraciones de las últimas dos semanas.

No hay descripción de la foto disponible.

lunes, 29 de abril de 2019

Manuel Cabieses, al Premio Nacional de Periodismo 2019


Hemos decidido formalizar la postulación de Manuel Cabieses Donoso, fundador y director de la revista Punto Final, al Premio Nacional de Periodismo 2019, como una forma de saludar más de cinco décadas de su intachable ejercicio del periodismo.
La trayectoria de Manuel Cabieses sobresale por su claridad en el análisis, su tenacidad, rigor y también por su ética y generosidad a toda prueba. Su aporte a la reflexión crítica, con un sentido de cambio político y social está impreso en el periodismo nacional.
Esta postulación es un cuestionamiento al marco en que hoy se desenvuelve el periodismo, que debido a la concentración de la propiedad de los medios de comunicación, restringe la libertad de expresión y es un atentado al derecho de la sociedad chilena a tener un sistema informativo que exprese la diversidad de voces culturales y políticas.
Les invitamos a firmar:
1. Oriana Zorrila N.
2. Patricio López Pichipil
3. Maria Eugenia Domínguez Saul
4. Juan Jorge Faundes Merino
5. Lucía Sepúlveda Ruiz



Y de paso lee su autobiografía en este libro online:




jueves, 16 de agosto de 2018

LA POLÍTICA Y LA TEORÍA DEL CAOS


Juan Jorge Faundes Merino
La política es un sistema dinámico y complejo sensible exponencialmente a las condiciones iniciales con efectos impredecibles. Esto lo explica la llamada Teoría del Caos.
Un ejemplo es el efecto mariposa: "¿El batir de las alas de una mariposa en Brasil, puede dar lugar a un tornado en Tejas?" (Lorenz). Ello quiere decir que un hecho en apariencia insignificante puede desatar, por ejemplo, una inesperada crisis política mayor: "Por perder un clavo, el caballo perdió la herradura, el jinete perdió el caballo, el jinete no combatió, la batalla se perdió y perdimos el reino."
Lo acabamos de ver con el fallido nombramiento de Mauricio Rojas como Ministro de las culturas, las artes y el patrimonio. Declaraciones hechas en 2016 a CNN y encapsuladas en un libro, que entonces no tuvieron efecto alguno dada la ninguna connotación social de Rojas, se trocaron en bomba de racimo cuando en 2018, de anónimo escribano de los discursos del Presidente pasó a ministro.
Efectos impredecibles: crisis de imagen interna y exterior para el Presidente y su gobierno; crisis de alianzas para sacar proyectos en el Congreso; crisis entre una derecha liberal y humanista y una derecha pinochetista cómplice de la dictadura; multitudinaria movilización del mundo de la cultura, los derechos humanos y los movimientos sociales que en 90 horas lograron la renuncia de Rojas y pronunciamientos del propio Presidente en pro del Museo de la Memoria, y de los derechos humanos. Al interior de la derecha siguen las repercusiones por el tema de los "cómplices pasivos" de la dictadura y las fisuras entre liberales humanistas y pinochetistas...
El tiempo es uno de estos sistemas, pero la meteorología ha encontrado cómo leer con cierta precisión las múltiples variables involucradas. Los partidos y políticos necesitan "meteorólogos" que los asesoren. Antiguamente era el rol de los astrólogos del Rey.
Variables a considerar
Una primera lección que se deriva de lo anterior es lo clave del "rol social" que un individuo asume, porque el rol es una actuación que la sociedad espera del sujeto que lo representa. Lo ocurrido con el ex ministro Rojas es que lo que había dicho hace dos años el individuo Rojas era incompatible con el rol social de Ministro de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Una primera variable a considerar es la compatibilidad entre la conducta y discurso previo de un individuo y el rol social que le corresponderá asumir.
Una segunda lección, es identificar los temas sensibles para gran parte de la sociedad, pero que no se manifiestan en la vida cotidiana. Es como nubes grises muy cargadas, a la espera del estímulo que gatillará la tormenta.
Hay más variables, pero estas dos ya serían suficientes, a condición de ser identificadas, para prevenir un tzunami político.


La imagen puede contener: una o varias personas, multitud, cielo y exteriorNo hay texto alternativo automático disponible.

Multitudinario desagravio al Museo de la Memoria (miércoles 15 de agosto de 2018)


miércoles, 11 de julio de 2018

Jota Jones salva a la humanidad

Foto del perfil de Ramon Diazpor Ramón Díaz Eterovic (*)

La parodia, en tanto imitación burlesca o humorística de un género literario, ha sido una  aproximación recurrente en la narrativa policial, fantástica y de ciencia ficción que se ha escrito en distintas partes y épocas del mundo. Se trata de abordar algunos elementos de estas manifestaciones literarias desde una perspectiva en la que el humor, el absurdo y hasta los lugares comunes de cada género dan otro tono a las convenciones literarias, permitiendo con eso, y entre otras cosas, una iluminación particular de ciertos espacios de la realidad en la que vivimos.

Un ejemplo de lo dicho está en la obra de Julio Cortázar: “Fantomas contra los vampiros multinacionales”, en la que el creador de los cronopios y famas desarrolla su visión sobre temas tan significativos como la violación de los Derechos Humanos, la destrucción de las grandes obras de la literatura universal y la creciente globalización de las economías mundiales. Para todo lo anterior, Cortázar ocupa los recursos de la novela de aventuras y el cómic; y da una nueva vida a un héroe tan particular y clásico como lo es Fantomas, el archivillano creado por Marcel Allain
y Pierre Souvestre.

“El círculo del jabalí de fuego” (publicada por Amazon y disponible en su plataforma) es una novela en la que su autor, Juan Jorge Faundes, también se atreve con la parodia del género policial y de espías, entregando una historia tan atractiva como disparatada en la que está en juego, nada más ni nada menos, que el destino de la humanidad. Su protagonista es Jota Jones, un periodista y escritor que según se dice en la presentación del libro tuvo sus primeras presentaciones al público en algunas columnas publicadas en la Revista “Punto Final”. Jota Jones ya pasó la respetable edad de los setenta años, vive frente al Parque Forestal y si uno se guía por las fotos que tiene expuestas en su oficina deduce que es un aficionado al ron y los crucigramas, hincha de Salvador Allende, de la presidenta Bachelet y del Colo Colo. No es un detective de los tradicionales y a ratos, más que como detective le gusta definirse como psicoastrólogo ya que las principales herramientas que usa en la investigación de sus casos provienen de la astrología, la numerología y la interpretación de los sueños.

Las peripecias de Jota Jones comienzan cuando recibe la visita de una extraña pareja que apenas alcanzan a decir un nombre –Oniric-, antes de ser asesinada por un certero francotirador. Ante esta situación, y sin saber mucho que hacer, Jones recurre a su amigo Adso, un barman con estudios de filosofía y semiótica, quien luego de algunas reflexiones astrológica le hace ver al detective que según el horóscopo chino están viviendo el año del Jabalí y en el horizonte de la humanidad se avista un caos de proporciones. Junto con visitar a su amigo, Jones prueba unos extraños alfajores que han dejado sus ocasionales clientes y comienza a vivir una serie de diálogos divertidos con personajes o seres que están presentes en las fotos que cuelgan de las paredes de su oficina o que aparecen en los
diarios que tiene a mano: la escritora Susan Sontang, Tolstoi, la oveja Dolly y Yo Robot, entre otros. Luego de eso descubre que los alfajores contienen una droga (Oniric) que permite controlar los pensamientos y sueños de las personas. Una droga que es el eje de una guerra desatada entre las fuerzas del Caos y del Orden, responsables del destino último de la humanidad.

Otros personajes llegan repentinamente a la vida de Jota Jones, como la atractiva Lilith; un asaltante que se parece a Frank Sinatra, y el mismísimo Silvio Rodríguez, quien luego de probar los alfajores logra soñar con serpientes y termina encontrando a su extraviado unicornio azul. A medida que la novela avanza conocemos las características de los rivales y amigos de Jota Jones, y aumentan las situaciones absurdas y divertidas. Y en este último sentido la novela no decae en su interés ni en la forma como retrata la organización del mundo. El humor es un componente que recorre el texto y junto con la personalidad de Jota Jones son las vigas que sostienen esta novela que propone cierto juego constante en el que el lector tiene que entrar para disfrutar de sus intrigas y personajes. No es una novela para lectores graves ni para quienes piensen que la literatura debe ceñirse estrictamente a la realidad.

Juan Jorge Faundes que había publicados varias novelas históricas sobre figuras como Diego de Almagro y Pedro de Valdivia, ahora dibuja un nuevo y singular detective en el mapa de la narrativa policial chilena de los últimos años. Jota Jones es un personaje que nos habla desde la astrología y el humor, que tiene una particular manera de observar el mundo que le toca vivir. Un personaje del que quisiéramos tener más noticias en el futuro, siempre y cuando la edad y los alfajores alucinógenos se lo permitan.
---
(*) Ramón Díaz Eterovic (1956), escritor chileno, muchas veces premiado, autor de las novelas de Heredia, publicadas por LOM. Heredia es un detective privado protagonista de más de una decena de investigaciones vinculadas a crímenes políticos, negociados, etc.. Columnista de la revista Punto Final hasta su cierre en marzo último.

domingo, 16 de octubre de 2016

Voto y Poder Real

sábado, 15 de octubre de 2016

Guillier, ¿Guaripola de la unidad?



“Alejandro Guillier. Es un tipo que conozco, que me da confianza. Hay que elegirlo ahora, porque generalmente la política los corrompe. Aún está sano.” (Hernán Rivera Letelier, revista “Sábado”, 24 de septiembre de 2016, p.22)

Juan Jorge Faundes

La expresión circuló de boca en boca desde Iquique: “¡Guaripola de la unidad!”, pero referida al MAS. Así calificó a su partido en una reunión, me dijeron, un entusiasta militante del desierto nortino. Recordé mi niñez, y los desfiles en torno a la plaza de ese Temuco primaveral con el verde Ñielol de fondo. Y ese guaripola que marchaba al frente haciendo piruetas con la ídem a los sones vibrantes de tambores, clarines y trompetas. Y el guatón del bombo. Y el flaco de los platillos. El ruido de las botas sobre el pavimento: trash-chat, trash-chat, trash-chat. Imaginaba que mis soldaditos de plomo habían cobrado vida. En septiembre de 1973, en similar situación, Andrea, de diez años, los insultaba gritando “¡Devuélvanme a mi papá!”. Y cuando el capitán de guardia me quitó la venda... ¡Pero, no! Esa es otra historia. Retornemos al hilo de la columna.
Ante el descalabro y despelote en Politilandia, y la desconfianza de la gran mayoría popular que está al margen de esa elite, el periodista y actual senador independiente Alejandro Guillier, apoyado por el PR, el MAS y la IC, entre otros sectores de izquierda, podría convertirse en el “guaripola de la unidad” de un amplio espectro de partidos y movimientos sociales. Pero sin firmarle un cheque en blanco. Se requiere de un programa que reúna al menos las siguientes condiciones de orden general: Desde abajo, prospectivo y factible.

“Desde abajo”: que responda a las necesidades más sentidas de la población, considerando tales (dado el escaso tiempo que resta) aquellas que predominan en las encuestas. Las soluciones posibles serían construidas por su equipo asesor mediante una previa consulta a expertos en esas materias específicas. Luego, las soluciones se someterían a aprobación popular, usando como canales las redes de los concejales que está apoyando, además de aquellas de los partidos y movimientos sociales que se sumen. Para el caso de desacuerdo con alguna solución, debería haber una opción “otra” (y espacio para describirla).
“Prospectivo”, es decir, enmarcado en las condiciones objetivas que impone el Futuro. Entre las principales: conservación y recuperación del medioambiente; aumento de la probabilidad de vida y disminución de la mortalidad; masificación y globalización de las TIC y la cultura; persistencia del sistema capitalista —y sus variantes— en grado de mundialización; riesgo de expansiones fundamentalistas y totalitarias de cualquier signo. Así, las necesidades más sentidas de la población —y las soluciones aprobadas (más las sugeridas en el ítem “otras” en caso de ser mayoritarias)—, se insertarían en una estrategia de largo plazo dirigida a un futuro posible preconcebido. Éste debiera consistir en una sociedad con un sistema económico que impulse el crecimiento sustentable y que, al mismo tiempo, garantice la distribución de los bienes de consumo según la fuerza de trabajo (física o intelectual) aportada en el proceso productivo y según criterios de protección social para menores, ancianos, enfermos y personas con discapacidad. Es decir, la alimentación, vivienda, vestuario, salud, educación, bienes culturales y recreación, debieran estar garantizados para todos con un standard generalizado de alta calidad. Columna vertebral de la estrategia para conseguir ese futuro, el respeto absoluto a los derechos humanos personales, políticos, colectivos, culturales y ambientales.
“Factible”: la estrategia debe considerar la correlación de fuerzas y las condiciones objetivas y subjetivas, en un espacio y periodo dados, para evitar el fracaso producto de un voluntarismo basado en premisas falsas, pero, al mismo tiempo, un plan de acciones para trocar tal correlación y condiciones en favorables.-
Descargar texto en pdf