lunes, 27 de agosto de 2007

Objeto de estudio del Periodismo (I)


Como toda disciplina el periodismo tiene un objeto de estudio (fugaz, que se nos escapa, pero que está ahí, transcurriendo), la llamada "actualidad", que me atrevo a definir así: los fenómenos de cualquier naturaleza en tanto y en cuanto su improbabilidad e impacto respecto de la especie humana, las sociedades, clases sociales o grupos, según quienes sean los destinatarios. Es decir: un conocimiento nuevo para el destinatario de nuestro mensaje (sobre un hecho cuya ocurrencia tuvo para él un grado de probabilidad), pero al mismo tiempo un suceso que le impacta bio-culturalmente, pues el hecho de que da cuenta ese conocimiento nuevo le afecta o le afectará en alguna medida mayor o menor en su biología, en sus creencias, en sus conocimientos, en sus valores, en sus normas, en sus actitudes, en sus costumbres, en sus organizaciones y relaciones con otros, en sus objetos y monumentos, etc.

¿Por qué "de estudio"? Porque antes de comunicar (de la elocutio, dirían los retóricos clásicos), es menester la inventio (del latín invenire = hallazgo), es decir: la investigación, el estudio. Lo que en la jerga periodística se llama reporteo. Aunque sea en un grado menor, es estudio.

Podemos distinguir tres grados:

Grado 1. Investigación propia.- El periodista será autor directo de la investigación y del hallazgo (los llamados ovnis gigantes son fotos infrarojas de la Luna, en Chile el 60% de la población queda al margen de la justicia por razones económicas) y se transformará en fuente primaria para sus colegas y otros investigadores.

Grado 2. Sistematización.- Con fuentes primarias, elaborará un trabajo de sistematización, llegará a conclusiones nuevas. Si es sólo un resumen, el producto de su trabajo será una fuente secundaria. Es habitual en los reportajes. Pero si llega a conclusiones nuevas mediante la razón, la reflexión, la lógica, podría llegar a ser primaria (es "su" hallazgo).

Grado 3. Disposición.- También se da, y con frecuencia en la práctica habitual, que el reportero parece no aportar nada al discurso emitido por una fuente, sin embargo, sí hay un trabajo de elaboración, de selección, de jerarquización, de generalización (de dispositio). Es común en las notas informativas.

Grado Cero. Transmisión.- Y aquí entramos en colisión con la práctica habitual: no es investigación ni periodismo ser un mero clable de transmisión (poner la grabadora) . Eso es relaciones públicas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal